Thursday, April 24, 2008

No pasó durante el mes de Abril

Decides sentarte a su lado porque su olor te recuerda a uno de los mejores momentos de tu vida. Sabes que sucedió durante un invierno no demasiado frío y crees que todo empezó durante el ocaso, sobre las siete.

Te has olvidado de cómo eran sus dientes, de cómo eran sus manos. Recuerdas vagamente los rasgos de su cara, e insegura intentas devolverle a tu memoria el tacto de su voz contra tu cuerpo. Te has olvidado del número de veces que besasteis las mismas cosas. De las cosas que besabais el mismo numero de veces.

De cómo arrancaba el oxígeno de tu ombligo.

Has olvidado todo aquello que un día creíste que jamás olvidarías. Y parece que vuelve a ser invierno y sigue sin ser frío.
Y tocan las siete.

Y eres tan tonta que te sientas a su lado, porque te recuerda a él. Porque ese olor es lo único que te queda, porque se llevó todo lo demás. Porque tú eres de las que cumple sus promesas, porque tu no rompiste ni una tregua.

Y no te das cuenta de que te vas quedando sola. De que ya son las doce y nadie se acuerda de ti, de que nadie te juró nada que después cumpliera. Que no tienes a nadie a quién prometerle tus besos.

Que ya nadie te arrancará el oxígeno de tu ombligo.

Que no hay suficientes ombligos para el aire que te falta.

18 Comments:

Anonymous �l. said...

Y si �l se asfixia si no tiene ombligo del que respirar. Y si las doce le sorprenden siempre despierto, enfermo de recuerdo, sin nunca poder olvidar. Y si la geometr�a del destino es misteriosa, como un espejo que se mira en otro espejo y no sabe cu�l de los infinitos reflejos es el verdadero.

Y si �l es de los que vuelven.

Qu� es una rosa marchita en la arena para quien podr�a pintarte mil con los ojos cerrados.

5:05 PM  
Blogger Art said...

Se puede extrañar a alguien pero quien logra olvidar lleva ventaja. A veces solo queda de consuelo pensar no en los que se fueron, sino en los que vendrán.

Saludos señorita Ella, tanto tiempo sin saber de usted.

7:18 PM  
Blogger Álvaro said...

En mi estantería hay una rosa roja, igual que un día hubo un brazalete de plata.

Un día me dijeron que mañana vendrían a por ella y mañana nunca llegó, y las velas rojas de medio metro de la cena criaron polvo hasta que alumbraron una tarta de cumpleaños.

Sus pétalos sabían a labios, y allí estaba orgullosa en su campana, con todo el tallo verde y sin espinas, todavía llena de savia cuando se le dobló el cuello.

Ahí la dejé y ahí sigue. El tiempo la ha despojado de casi todo, pero sigue siendo una rosa, y aún perfuma. Ahora sólo busco un cumpleaños para encenderla y soplarla.

9:40 PM  
Blogger polromeu said...

Promeses ...

1:04 AM  
Anonymous Anonymous said...

La soledad desnuda.

6:27 PM  
Blogger Ella said...

Para Él:

Las rosas que dibuje nunca olerán ni la mitad de lo que huele una rosa marchita, por muy marchita que esté.
Sí, se conservarán en el papel y tendrán siempre la misma perfecta forma, con sus perfectos pétalos y sus perfectas y punzantes espinas.

Pero la rosa marchita contiene memoria, contiene olor y sigue conteniendo pétalos y espinas aunque ya no sean los fueron hace un tiempo, aunque ahora muera aplastada en la arena.

O es que nosotros somos ahora lo que fuimos hace un tiempo?

4:01 AM  
Anonymous Anonymous said...

la realidad nunca supera la ficcion, un cuadro nunca podra mostrar la belleza del reflejo del sol en las hojas de un arbol, ni podra transmitirte el sonido de las ramas del chopo al ser mecidas por el viento.
los recuerdos que albergamos, para bien o para mal, acaban siendo cuadros de lo que un dia fue la realidad, pintada con nuestras entrañas con el dolor que ello nos haya podido suponer.

todos tenemos alguien cuyo recuerdo es una brecha en el pecho, que se cierra tan despacio que parece que no lo vayas a poder soportar. eso si esque se cierra, y eso si realmente deseas que se cierre. y nada lo puede sustituir.

5:47 PM  
Blogger Ella said...

Cuantos anónimos.

Pierde en credibilidad pero gana en la tranquilidad de saber que siempre se puede asegurar de que uno no ha sido o no ha dicho, verdad?

A veces me pregunto si es posible que haya olvidado momentos que creía imborrables.
Pues es cierto que han pasado a la historia hechos de mi vida que sin querer se han borrado de mi mente, por el tiempo, quizá porque era tan pequeña que me resulta imposible recordarlos.

Es entonces posible que me olvide de algunas de las cosas que creo ahora imposibles de olvidar?
Puedo ahora escoger y moderar los momentos de mi vida? Tengo un límite de almacenamiento en mi memoria?

11:28 AM  
Anonymous Anonymous said...

si lo unico malo fuera que se pierden recuerdos que parecian imborrables, pero tambien se pierde la intensidad de todos los momentos vividos que aun recuerdas.

es como si un retrato se fuera desgastando o deteriorando por el sol hasta que llega un punto en el que apenas puedes reconocer a esa persona.

supongo que en parte por eso vivir de recuerdos no es ni por asomo comparable a vivir el momento. y lo mejor seguro que seria el equilibrio entre ambas formas de vida.

vivamos el momento recordando lo que recordamos, sin pensar en lo que no recordaremos y pensando en lo que viviremos o nos gustaria vivir.

1:59 PM  
Blogger Darío said...

Snif... ombligos sin aire... Snif...
Tal vez no me recuerde, pero solía hacerme llamar Darito.
Ahora firmo con mi nombre.
Un besote enorme

9:40 AM  
Anonymous Anonymous said...

Probablemente me hayas olvidado. Pero tienes un beso en deuda conmigo. Un beso bien dado, con tranquilidad... tomándote tu tiempo.

Tu eras de las que cumplian sus promesas no?

Fecha de cobro: Cuando Jupiter se alinee con Saturno. Preferiblemente en Marzo.

1:05 PM  
Blogger Isthar said...

Hoy es una de esas veces en que las palabras de otros me arañan por dentro como si me las hubieran arrancado gota a gota.

Es peligroso sentir tanto, después, el vacío es tan grande que todo parece eco de lo que una vez fue...

Millones de abrazos

11:07 AM  
Anonymous cowgirl said...

ni tampoco en los cuatro meses siguientes
no pasó durante el mes de abril ni el de mayo ni junio ni en el julio
ni tampoco está pasando ahora

no pasaron las tardes sin cafés
los días sin luz
no llegó el momento de plantarnos cara
no pasó ni siquiera se acercó un poco
a lo que realmente podría ser lo único
que podría habernos salvado
no sabemos quienes somos ni tampoco
sabemos a quiénes buscamos cuando preguntamos
nadie entiende la gravedad del asunto
que todo esto esté ocurriendo bajo
nuestro techo
y que nadie haya prohibido el te quiero
como forma de expresión literaria

tú no sabrás quien soy pero yo
tampoco sé qué estoy buscando
mejor no me preguntes

5:08 PM  
Anonymous Anonymous said...

No tengo porqué y sin embargo, a pesar de todo, lo haré encantado: arregla las farolas rotas, cambia el negro por el blanco si es necesario. Escríbeme. Aquí. Donde sea. Qué nos importa.

Un Samurai.

8:49 PM  
Blogger Álvaro said...

Efemérides

11:19 AM  
Blogger pab said...

Seguro que lees esto.

7:39 PM  
Blogger oskar said...

¿por qué no has vuelto?
yo estuve esperando.

8:53 PM  
Blogger Bú26.9 said...

tu blog es increíble..

8:05 AM  

Post a Comment

<< Home