Monday, November 22, 2004

Hace un tiempo, una persona cercana me dijo que los niños ya no lloran pero muerden los lápices. Que duermen con ellos, por si se les ocurre algo que pueda cambiar sus vidas .

Desde ese día duermo con uno bajo la almohada y sorprendentemente cuando despierto creo tener frases escritas en la palma de mi mano.

Al llegar a la cafetería de siempre he pedido un suizo bien caliente. Me han entendido a la perfección porque he podido quemarme en el primer sorbo.

Me lo he tomado fuera, en un banco situado en medio de la enorme rambla y desde allí me he limitado a dejar pasar los minutos mientras el gentío se apresuraba a empezar sus obligaciones mañaneras.

Mis ojos se han llenado de empujones, legañas, sonrisas cómplices y recorridos conocidos.

Era divertido ver el contraste de mi tranquilidad con su desasosiego.

He llegado tarde, pero antes que nadie. Se habrán entretenido desayunando suizos en el banco de algún parque.


10 Comments:

Blogger Art said...

Eres de buen despertar, muy saludable.
En cuanto a los otros que llegaron tarde, es más probable que se quedaron dormidos o tienen resaca, por cierto, ¿De casualidad no tendrás un frasco de aspirinas?.

9:46 AM  
Blogger Darito said...

Gracias por la visita.
Besotes.

11:32 AM  
Blogger Dr F said...

Como buen vecino he tenido curiosidad y he paseado por esta rambla de niños, de bancos, de lápices, de suizos calientes, de tiempo en el aire. ¿Frio? Poco, hay calor humano.

5:14 PM  
Blogger Baco said...

This comment has been removed by a blog administrator.

2:30 PM  
Blogger Baco said...

Bonito inicio... como tu dices, vamos a ver donde llega esto...
Un beso.

2:35 PM  
Anonymous Anonymous said...

Eso se llama tomarse las cosas con calma
y empezar bien el día.
Intentaré mañana recordarlo y tomarme
reposadamente el café matinal.

Un beso

faltrikeira

3:28 PM  
Anonymous Anonymous said...

A veces pasamos por el mismo sitio todos los dias con prisa, incluso estamos cansados de verlo...

La cosas con tranquilidad se ven distintas, deberian de ser todos los dias asi.

-Maverick-

4:30 AM  
Blogger Alber said...

Ten cuidado, o un día te levantarás con un lápiz clavado en un ojo. No serías la primera en perder la vista por culpa de la literatura.
Por cierto, la próxima vez que me pongas un comentario a un post, procura que no sea mejor que el propio post ;)
Un saludo.

3:44 AM  
Blogger Darito said...

Yo llego siempre tarde a donde nunca pasa nada... digo parafraseando a Serrat...

1:59 PM  
Blogger Lince said...

mi amor dormía con los lápices en la mano cuando era niño.
ahora dibuja mucho más que antes.
parece que los lápices son talismanes esperando a que alguien los vacíe a base de trazos para sacar todo lo que esconden.

y que demonios es un suizo?
y además caliente...

3:08 AM  

Post a Comment

<< Home